Se trata de un funcionario policial y un joven de 27 años, hijo de la víctima.