El sumergible yace a casi 1.700 metros de profundidad y aún contiene torpedos con ojivas de plutonio.