El reclamo de la minera es incluso superior al déficit fiscal del país.