Dos hombres armados irrumpieron en el comercio y redujeron al dueño con un golpe en la cabeza.