Una vecina, que es enfermera, atendió a la comerciante tras el brutal ataque y relató cómo fueron los minutos antes de ser derivada a Pando.