La odontóloga de 35 años fue encontrada muerta en su casa de Castellanos, Canelones, con 49 heridas de arma blanca. Este viernes los vecinos se movilizaron exigiendo justicia.