El mandatario de EE.UU. ha escrito en su cuenta de Twitter que los comicios no se vieron afectados por Rusia.