Según Estados Unidos, el objeto probablemente era una mina que no llegó a explotar.