"Muy temprano se reparten los pedacitos de suerte y, entonces, el que se levanta tarde ya no recibe un pedacito de suerte", dijo.