Antes de esta ley, el divorcio era aprobado por la voluntad del hombre sin que la mujer tenga conocimiento de su estado matrimonial.