Abigail Disney criticó duramente a su director ejecutivo por cobrar un salario que es 1.400 veces mayor que el promedio devengado por un trabajador de los parques temáticos.