El descubrimiento ocurrió en el marco de la búsqueda de los restos de Emanuela Orlandi, que desapareció en 1983.