Este martes da comienzo la fase decisiva del proceso judicial que podría enviar a la cárcel a los líderes catalanes que proclamaron la independencia de su región en 2017.