El candidato ultraderechista, reconocido por sus dichos homófobos, grabó un video donde aseguró que el Estado no debe meterse en la orientación sexual de cada persona.