El acto, a un año del ataque, se celebró en la plaza de Cataluña, al principio de las Ramblas.