El hantavirus se transmite por el contacto con la orina, saliva y excretas de roedores infectados con dicho virus.