El joven desapareció en una manifestación reprimida por la Gendarmería argentina en plena campaña electoral y su cuerpo apareció 78 días después.