Las múltiples denuncias de los vecinos por ruidos derivaron en un expediente que fue tomado por la Intendencia de Maldonado.