La actriz dejó la serie con una imagen de sus championes ensangrentados y dejó varias preguntas sin responder en sus espectadores.