La actriz, que interpreta el papel de Daenerys Targaryen en la serie 'Juego de Tronos', se sometió a tres cirugías cerebrales desde el año 2011.