Según la denunciante, los hechos tuvieron lugar el pasado día 16 en una habitación de un lujoso hotel de la capital francesa.