El músico, de 48 años, fue juzgado por siete casos de abuso sexual de menores de edad ocurridos entre 1999 y 2010 en un juicio en el que declararon un centenar de testigos durante 14 meses de audiencias.