El uruguayo, ganador de La Voz Argentina, se despidió de Buenos Aires para volver a su San Ramón natal.