La pequeña estuvo trece días internada en neonatología tras su nacimiento prematuro.