Romina González Casella tiene 20 años y asegura que su enojo no era realmente con el dinosaurio de la serie infantil. También contó que fue víctima de bullying durante su infancia.