Las películas de Marvel son el resultado de "investigaciones de mercado, pruebas con el público, para ser examinadas, modificadas, revestidas y remodeladas hasta que están listas para el consumo", escribió el director de "Buenos muchachos".