El holandés tuvo una extensa carrera: jugó en grandes equipos como el Ajax, el Real Madrid y el Inter Milán. También pasó por el fútbol turco y francés.