Su última lesión fue en el año 2017, que le llevó varios dolorosos meses de recuperación.