Mientras viajaba a Cardiff, el futbolista argentino le envió un mensaje a sus familiares en el que manifestaba las malas condiciones de la avioneta.