"Creo que lo piso yo a él sin querer y, cuando lo piso, él me desestabiliza un poco", explicó tras el partido ante el Lyon.