Nunca hubo tantas jugadoras de fútbol en la historia del Uruguay, pero ellas aún tienen muchos prejuicios por derribar.