El futbolista francés llegó Uruguay para asistir al casamiento de Godín pero antes, conversó con la prensa y se sacó fotos con los fans.