"Poner a Koke y a Costa tras más de un mes que no jugaban, había que tener huevos. Los puse y salió bien", dijo.