"Era una broma, después lo vi y me dio asco", admitió en el aeropuerto, donde fue cuestionado por los medios y hasta una señora le dijo que deberían llevarlo preso.