Según los expertos, filmar este fenómeno natural podría ayudar a entender cómo esas enormes masas gélidas pueden afectar al "aumento global del nivel del mar".