La pareja recibió la anulación de su matrimonio antes de abandonar el juzgado donde acababan de dar el sí.