El pequeño de dos años se sostenía únicamente con sus brazos.