En Bélgica un conductor recibió una multa por exceder el límite de velocidad en una calle (establecido en 50 km/h) y se vio sorprendido por el registro marcado en el ticket.