La Policía entiende que la filmación aún no constituye un a prueba suficiente.