Modelos de tallas grandes desfilaron por el centro de Nueva York para mostrar la belleza al natural, la diversidad y manifestarse contra los estereotipos.