El aterrador viral regresó, pero ahora está infiltrado en los videos para niños de YouTube.