La marca de ropa argentina fue acusada de promover la delgadez extrema en los niños por la imagen de dos niñas “muy” flacas.