Las pulseras monitorean el horario laboral de los trabajadores y también avisan a la administración si estos abandonan el área que tienen asignada.