Hugo Cornellier muestra una larga serie de 'selfies' que lleva tomándose a diario desde 2008, cuando solo tenía 12 años. El experimento duró hasta el día de su casamiento, el pasado mes de agosto.