El video fue captado en la Antártida con dos pingüinos emperador.