Una fotógrafa compartió la captura y la red social censuró su cuenta. Días después la aceptó.