El impactante video de tan solo un minuto y medio recorre el mundo.