Los jóvenes quemaron y arrancaron el monumento del pedestal sobre el que estaba dispuesto en una plaza pública.