Sandra Auslestia entró en pánico por las vueltas que daba la atracción, en un parque de diversiones de Santiago de Chile.