Un joven desarmado enfrentó a los agentes policiales y se viralizó como el nuevo ícono de la lucha opositora contra el gobierno de Maduro